miércoles, 18 de junio de 2008

LEVANTO LAS MANOS POR EL DEBATE

Por Luis Sexto

Suele ocurrirles particularmente en las izquierdas que unos pocos pretendan por momentos asumir la tarea de pensar, invalidando el entusiasmo de otros. Esa es una técnica de predominio antidemocrático en el ejercicio intelectual: para tener la razón basta decir que los demás no la tienen, porque a fin de cuentas estos son ilusos, ingenuos y todos los caracteres afines que distinguen a los que solo sirven para ejecutar lo que los “razonables”, los elegidos por la “verdad”, dictan en medio de un aura de privilegio infalible. La discusión, incluso la polémica, es, para estos profesionales de la división del trabajo político e intelectual, una vía cerrada por inútil y por… incómoda. Porque, en el fondo, quienes esquivan el debate negando el derecho de otros a contradecir, parecen estar tan inseguros en sus argumentos que no los exponen a la prueba. El tufo llega a nuestras narices en un aire conocido: el dogmatismo.
Hemos tenido prueba en estas últimas semanas. Tanto nos acerca la Internet que nada de lo publicado en la “red de redes “nos parece ajeno. Hemos estado al tanto del debate sobre el socialismo del siglo XXI. Algunos lo han creído necesario; otros lo estiman improcedente porque, a fin de cuentas, es una categoría bolivariana, latinoamericana: parte de Venezuela, específicamente del presidente Chávez, y todo cuanto se abone fuera de ese ámbito para intentar universalizarlo –dicen- yerra por equívoco geográfico y cultural. La postura es impugnable. Si Venezuela halla una fórmula para construir el socialismo, es hallazgo que atañe al mundo. Con la caída del “socialismo real” –o “realmente existente”- en el siglo XX, las aspiraciones de una porción de la humanidad quedaron sin paradigma. ¿Dónde radica la esperanza de cambiar las relaciones de sumisión y explotación por relaciones de libertad y solidaridad? ¿Cuál es el modelo exacto, justo, efectivo y perdurable? Un modelo pensado, porque, al parecer, la construcción del socialismo no puede dejarse a la improvisación, o a leyes ciegas que, en su torpeza, irán a parar presumiblemente al punto que intentan evadir.
Hablábamos, durante los últimos días, de la lexicalización compuesta por el sintagma “socialismo del siglo XXI”como un probable relevo ordinal o numérico del que lo precedió en la centuria anterior. Si hubo un socialismo, al menos uno, en el siglo XX, el que sobrevenga en este siglo tendrá que clasificarse temporalmente como del XXI. Esa posibilidad, desde luego, es la que nos inquieta: que todos sea un cambio de nombre y el corpus teórico y la subsiguiente práctica sociopolítica sea la misma del llamado socialismo del siglo XX, de origen marxista – un marxismo distorsionado, voluntaristamente aplicado-que por unas siete décadas rigió en la Unión Soviética y luego, tras la Segunda Guerra Mundial, se extendió con el Ejército Rojo por Europa oriental.
Parece forzado precisar que el socialismo posee más de una definición. Y todas dependerán, en su alcance, de la posición desde donde se configuran sus términos. Para mí, en una generalización neutral, el socialismo sigue siendo una aspiración de la sociedad humana. Creo que esa formación económico-social será la sucesora del capitalismo y la reivindicadora de cuanta injusticia, desmán, catástrofe de lesa humanidad nos deja la burguesía y su sistema. Y ya estamos hablando, necesariamente, de clases. No creo que el socialismo –sea del XXI o del XXXII- podrá prescindir de una verdad que Marx reveló para siempre: la historia humana es la historia de la lucha de clases. Quizás no sea tan evidente, pero en última instancia -según la adecuación equilbradora preferida por Engels- para que la sociedad humana sea realmente una sociedad de fraternidad, igualdad y libertad –viejas demandas de la revolución burguesa y no por ello menos necesarias- se precisa que los minoritarios sectores dominantes renuncien a sus intereses, o se les arrebaten para que los mayoritariamente dominados puedan hacer valer los suyos. Unos han pensado en conciliarlos. ¿Tendrán razón? Tal vez en la teoría la cuenta cuadre. Pero en la práctica… Ummmm. ¿Pueden los capitalistas renunciar a su cuota de ganancia media por amor a sus asalariados? Quizás un filántropo, que, por supuesto, dejaría de ser rico. Pero no toda la clase de propietarios.
No insistiré ahora en las formas en que los trabajadores han de tomar el poder político, sin el cual el socialismo continuará siendo una aspiración más que una concreción. Lo que quiero decir, sin absolutizar mis referencias, es que el socialismo de cualquier denominación –“cristiano”, “latinoamericano”, “asiático”- tendrá que tener en cuenta los hallazgos fundamentales del marxismo y utilizarlos creadamente, esto es, fuera de cualquier cercado dogmático, burocrático y, sobre todo, demagógico, esa actitud en la que el discurso y su ejecución no comparten la misma tienda.
Tampoco abundaré en cómo construir el socialismo. Los manuales han dado una lección a partir de 1990: la inconfiabilidad de los manuales. Solo creo entrever que el problema primordial de la construcción de socialismo radica en hallar la fórmula que les otorgue efectivamente a los trabajadores, en plena libertad, el papel dominante.
Voy, pues, a abordar lo más importante de esta nota. Algunos se oponen a este debate, porque creen que se les ajusta las cuentas al socialismo del siglo XX y a la Unión Soviética. Ese criterio se amarra a un equívoco. Si la Unión Soviética y el socialismo que ese gran país representaba se extinguieron, y con su disolución frustraron nuestras esperanzas, urge que ajustemos las cuentas, es decir, que profundicemos con la crítica en las causas que los tiraron hacia las alcantarillas de la historia. No se trata de echar campanas al aire por que hayan desaparecido, sino de indagar en las causas que, lamentablemente, condicionaron sus errores y limitaron lo que parecía estar llamado a la perdurabilidad.
Eso, me parece, es un ejercicio elemental sin el cual el debate afrontaría el riesgo de escamotear lo sustancial. Porque muy poco de aquella experiencia deberá ser en un segundo intento como fue en el primero. La imagen es vieja, tal vez grosera, pero oportuna: para cocinar una tortilla hace falta romper los huevos. Con los huevos en su cascarón solo podría hacerse, en un recetario urgente, huevos duros. Pero ya no sería una tortilla. Y así, pasando de la cocina a la política, habrá que admitir que las mejores acciones son las que primeramente rompen la cáscara de la reflexión y el debate en un concierto de diversas voces, incluso las disonantes.

15 comentarios:

Enrique dijo...

EL CAPITALISMO COMO SISTEMA SOCIAL NO EXISTE EN LA REALIDAD, Y COMO TAL NO PUEDE PERFECCIONARSE.

ES UNA ENTELEQUIA ABSURDA Y AJENA DEL TODO A LA NATURALEZA SOCIAL DEL HOMBRE, QUE ASPIRA SIEMPRE A VIVIR EN UNA SOCIEDAD JUSTA, EQUITATIVA Y SANA.

EL CAPITALISMO, COMO LA INSTITUCIONALIZACION DE LA DESIGUALDAD ECONOMICA Y MATERIAL EN LA SOCIEDAD HUMANA, ES UNA IMPOSICIÓN TAN INACEPTABLE EN EL SIGLO XXI COMO LO FUE EN EL SIGLO XX. ES SOLO UN MAL QUE PERSISTE EN NUESTROS DIAS. ES LA CARENCIA Y NEGACION INVOLUNTARIA DEL SOCIALISMO IMPUESTA A LA FUERZA EN LA SOCIEDAD POST-INDUSTRIAL.

AL SOCIALISMO, ARCHIDEFINIDO Y ARCHICONOCIDO COMO ASPIRACION DEL HOMBRE, LE FALTA SOLO EL MARCO CONSTITUCIONAL DEFINITIVO E IDONEO EN CADA SOCIEDAD.

ES UNA NECESIDAD IMPOSTERGABLE PARA EL SER HUMANO, PUES EL LLAMADO 'CAPITALISMO' SIMPLEMENTE NO SE COMPAGINA CON LA NATURALEZA DE UNA SOCIEDAD DESARROLLADA Y JUSTA.

SUS IDEAS CREO QUE ABORDAN ESTE TEMA.

Anónimo dijo...

Hoy 20 de Junio la UE ha levantado las sanciones a Cuba. En esta apuesta por Cuba y en contra de los EEUU algunos se están jugando el tipo. No desprecien esta mano tendida. No dejen escapar esta oportunidad, los dogmatismos ciegos solo van a hacer sufrir mas al pueblo cubano.
Ricardo.

Enrique dijo...

SERÍA UNA DEMANDA RETÓRICA PREGUNTAR SI ALGUNA VEZ EN LA HISTORIA SE HA VISTO APARATO MÁS SOFISTICADAMENTEDOGMÁTICO, REPRESIVO, HEGEMÓNICO Y MORALMENTE INFAME QUE EL DEL ESTADO CAPITALISTA MODERNO, CONCRETAMENTE EL ESTADO NORTEAMERICANO?

HABRASE VISTO ALGUNA VEZ EN LA HISTORIA SUJETO MÁS DOGMÁTICO O AFERRADO A SOFISMAS PATENTEMENTE ABSURDOS QUE EL CAPITALISTA DOCTRINARIO, O UN LANZADOR DE BOMBAS MÁS CEGATO O PELIGROSO QUE EL CAPITALISTA NEOLIBERAL (LÉASE TERRORISTA) DE NUESTROS DIAS?

EN ESTE SENTIDO ES INEVITABLE DEPURAR CONCEPTOS Y SENTAR VERDADES AXIOMATICAS, ANTES DE PODER ENTABLAR NINGÚN DEBATE COHERENTE U HONESTO SOBRE EL TEMA.

EL DEBATIR EN DESORDEN SOBRE CONCEPTOS DISÍMILES O DISPARES SERÁ UN EJERCICIO MUY RENTABLE PARA LOS IDEÓLOGOS DE LA MENTIRA, PARA LOS DOCTRINARIOS DOGMÁTICOS DEL LLAMADO SISTEMA 'CAPITALISTA', PERO ESO NO SIRVE PARA NADA A LA HORA DE ESTRUCTURAR LAS BASES DE UN SISTEMA SOCIAL DIGNO Y VERDADERAMENTE JUSTO.

Anónimo dijo...

A los que les gusta el debate ideologico:

Es el socialismo una variante del capitalismo?.

En el socialismo el poder economico, militar y politico es controlado por el estado. Pero el estado es en la realidad un grupo de hombres que gobiernan de por vida.

El pueblo depende de las buenas intenciones de este grupo poderoso.
Si ese grupo pierde de vista que su objetivo principal es el bienestar del pueblo, el socialismo se convierte en una cara mas del capitalismo. Se convierte en un sistema donde unos pocos controlan y deciden por todos.

Para que el socialismo no sea algo mas que una variacion del capitalismo necesita que el obrero tenga acceso al poder. Que sus quejas se oigan y sus problemas se solucionen con rapidez.

Mientras esto no se alcanze, el socialismo seguira siendo en el mejor caso un sueño y en el peor caso una variante mas del capitalismo.

Mis saludos para todos.

Jose.

Enrique dijo...

LA PREGUNTA, AUNQUE SEA RETÓRICA, EXIGE UNA RESPUESTA INEQUÍVOCA, Y NO TANTO IDEOLÓGICA COMO EPISTEMOLÓGICA O FILOSÓFICA, UNA RESPUESTA CONCEPTUAL SOBRE EL SOCORRIDO CONCEPTO DE ‘DOGMÁTISMO’ DE LOS SOFISTAS, ASALARIADOS Y APÓLOGOS DEL SISTEMA DE LA MENTIRA, QUE LO ACHACAN INSISTENTEMENTE AL MOVIMIENTO SOCIALISTA Y NUNCA A ESE FRAUDE INSTITUCIONALIZADO DENOMINADO ‘CAPITALISMO LIBERAL’.

LA PREGUNTA POR TANTO SERÍA: HA EXISTIDO ALGUNA VEZ EN LA HISTORIA APARATO DE ESTADO O GOBIERNO MÁS DESCARNADAMENTE DOGMÁTICO, REPRESIVO, HEGEMÓNICO, BELIGERANTE, INGERENCISTA, BELICOSO, INFAME, MORALMENTE DESACREDITADO, ETC, ETC, QUE EL CAPITALISTA ACTUAL?

LA RESPUESTA CLARA: JAMÁS.

LA LISTA SERÍA DEMASIADO PROLIJA COMO PARA CARACTERIZAR FIELMENTE A ESE APARATO, PERO TENDRÍA QUE INCLUIR ADEMAS ANTIDEMOCRÁTICO, AUTORITARIO, DOCTRINARIO, INFLEXIBLE, MONOPOLISTA, IMPERIALISTA, SIN OLVIDAR LO DE CORRUPTO, INJUSTO, MALVADO…ETC, ETC.

TODO LO EXPUESTO LO CONOCEN MUY BIEN Y A FONDO LOS APÓLOGOS, LOS ASALARIADOS Y LOS SOFISTAS DE LA GRAN MENTIRA, DEL GRAN APARATATO CAPITALISTA, Y LO SABEN LAS ÉLITES PLUTOCRÁTICAS QUE MANTIENEN Y QUE CONDUCEN ESE GRAN FRAUDE SOCIAL, DE DESPOJO Y EXPLOTACIÓN, Y QUE SITEMÁTICA Y PERSISTENTEMENTETRATAN DE DISIMULAR Y CALLAR POR MEDIO DE SUBTERFUGIO YA PROPAGANDA.

EL DEBATE IDEOLÓGICO ES SUMAMENTE NECESARIO, PERO ES INCONCEBIBLE REALIZARLO SIN SENTAR PREVIAMENTE CONCEPTOS INEQUÍVOCOS Y MUY CLAROS SOBRE EL VERDADERO CARÁCTER, DOGMÁTICO Y ANTIDEMOCRÁTICO, DEL CAPITALISMO LIBERAL HARTO Y TRISTEMENTE CONOCIDO YA DE TODOS.

Y LUEGO QUE SIGA EL DEBATE.

Anónimo dijo...

SER O NO SER

Ser dogmático es mantener durante casi cincuenta años, toda una vida, que el obrero que cumple cabalmente con dedicación y esmero su trabajo, tiene que ganar lo mismo que el obrero gandul, vago, holgazán, perezoso, haragán, y bigardo.

Hoy año 2008 de la era cristiana, es que por fin se ha cambiado el absurdo dogma de a todos el mismo salario.

A Antonio, obrero metalúrgico, ya retirado, honesto y trabajador, un obrero ingenioso, con inventiva, al que acudían sus jefes para que resolviera cualquier intrincado problema mecánico, le han estado pagando durante los cuarenta y cinco años de su vida laboral, el mismo salario que a su compañero Bartolo, conocido popularmente en el taller como “Bartolo el as de los vagos”.

Para Antonio la medida ha llegado demasiado tarde, ha pasado el tiempo y ha pasado su vida, única e irrepetible que debiera haber gozado en plenitud, por desgracia ya es demasiado tarde para devolverle su vida a Antonio.

Ricardo.

Enrique dijo...

NO SÉ. MEDIO QUE NO ME CONVENCEN SUS PALABRAS. ME PARECE QUE QUIERE OBCECARSE EN NEGAR LA REALIDAD DE LO QUE HAY ARRIBA EXPUESTO. NO SÉ. MEDIO QUE NO ME CONVENCEN SUS PALABRAS. ME PARECE QUE QUIERE OBCECARSE EN NEGAR LA REALIDAD DE LO QUE HAY ARRIBA EXPUESTO.

SI ES ASÍ, USTED NO TIENE NI HONESTIDAD NI REMEDIO. LO SIENTO.

Anónimo dijo...

Ayer las Fuerzas Armadas de Colombia rescataron a Ingrid Betancourt junto a 14 rehenes más de las FARC en una operación en la que no se produjo ningún enfrentamiento armado. Ingrid ha estado prisionera durante mas de seis años en unas condiciones durísimas, durante las cuales ha intentando huir en mas de cinco ocasiones siendo siempre capturada de nuevo y castigada como represalia ha permanecer amarrada con cadenas a un árbol las veinticuatro horas del día durante varias semanas como escarmiento a su valentía a escapar de los carceleros.

Ingrid siempre ha optado por una política progresista y valiente en la que propugnaba un dialogo con las FARC. Es por este motivo por el que a ella ni se le pasó por la cabeza que pudieran secuestrarla los mismos a los que ella, si hubiera llegado a la presidencia de la nación, les hubiera dado la oportunidad de dialogo. Ingrid en contra de todos los consejos de prudencia de sus allegados acudía a cualquier población con la gallardía que le daba una conciencia limpia y honesta. Fue en uno de esto viajes donde las FARC pusieron fin a su ingenua aspiración de dialogo. No deja de extrañar que de todos los políticos colombianos las FARC secuestraran a la persona de talante mas progresista y proclive al dialogo.

Cuando ha sido rescatada ha dicho que espera que su liberación sea una señal de paz para Colombia. Ha pedido a las FARC que no fusilen a los guerrilleros que tenían su custodia por que ellos no sabían que la estaban entregando a los que la iban a liberar.

Su disposición al dialogo, y sus sentimientos humanitarios de compasión hacen Ingrid un personaje de una enorme calidad humana. No puede haber nadie que se autocalifique de persona de bien si no ha respirado con alivio con su libertad. No solamente hay que criticar las torturas de Guantánamo, Abu Graib, o Afganistán. No solo son torturadores los yanquis, también lo son las FARC. Mi apuesta es por Ingrid y lo que ella representa: el progreso, la humanidad, el dialogo, la paz y el perdón.

Ricardo.

alberto elier dijo...

La verdad es que esto no es un debate, con suerte un pequeño dialogo que no motiva en lo más minimo.

Sr. Sexto ¿cuando se comprometerá con algo usted? arriesga tan poco ...

Anónimo dijo...

Qué triste es la soledad...pero más triste todavía es la soledad de dos en compañía.
Campoamor.

Anónimo dijo...

Sr Enrique:

Con sus comentarios Ud. expone uno de los grandes peligros del socialismo: Que sus dirigentes dejen de escuchar o debatir y piensen que tienen la verdad absoluta.

En el socialismo el estado tiene mucho poder. Cuando UD. considera a un periodista "sin honestidad y sin remedio" porque levanta su mano en favor del debate Ud. esta imponiendo su criterio sin respeto y sin honestidad. Es Ud. el que no tiene remedio.

Ud.no presenta pruebas para sus argumentos porque considera que son tan obvios que no necesitan probarse. Esa actitud tambien la asumen los dictadores.

Su falta de argumentos es evidente. Como tambien lo es su capacidad para imponer sus ideas. Ud es un tipico ejemplo de lo que no debe ser el socialismo.

Jose.

Demetrio Peralta dijo...

"Solo creo entrever que el problema primordial de la construcción de socialismo radica en hallar la fórmula que les otorgue efectivamente a los trabajadores, en plena libertad, el papel dominante".
Yo agrego, y que sepan que hacer con el, porque en el caso cubano, la representación de los trabajadores, salidos de los colectivos obreros y convertidos en militantes del partido, y luego en políticos profesionales, pero sin dejar de representar los intereses de los trabajadores aun cuando solamente así lo creyeran, contaron con el poder, el papel dominante, la autoridad, los medios de producción, los recursos, y sin embargo fueron incapaces de producir riquezas y satisfacer las necesidades siempre crecientes de la sociedad, a esto último, y la retribución socialista de esas riquezas creadas le atribuyo el problema primordial. Esto incluye satisfacción colectiva e individual en calidad y variedad de todas sus necesidades materiales y espirituales en un principio de libre albedrío, con reconocimiento pleno del derecho ajeno.

Anónimo dijo...

luis al parecer eres de los que dicen que hay que perfeccionar el socialismo.solo que si se les da 50 a?os mas para hacerlo......nos morimos viendo dos canales de television y esperando los camellos.

Anónimo dijo...

Hoy 31 de julio es que por fin ha aparecido en Juventud Rebelde la noticia del “ingreso en prisión” del criminal de guerra Karadzic.

Este genocida estaba detenido desde el día 21 de julio sin que Juventud hubiera dicho una palabra sobre ello. Pensaba que esta iba a ser una noticia mas de las que se silencian, me equivoqué, pero no deja de extrañarme que alguien decida que la “detención” no es noticia y el “ingreso en prisión” sí.

¿Cuándo podré ver algún día en Juventud el relato de los horrores que cometió este cruel asesino? ¿Por qué dan publicidad a los actos criminales de Bush y no a los de Karadzic? ¿Acaso por autotitularse Karadzic de “socialista” deja de ser un criminal? ¿Por qué es digno de compasión un mulsumán palestino asesinado por un judío y no un mulsuman bosnio asesinado por un serbio?

Si algún cubano quiere debatir que levante la mano.
Ricardo.

javier dijo...

se podra teorizar mucho, pero la verdad es que usted puede trazar pautas, pero es la practica la que te dice que se debe y que no se debe hacer, ahora si los lideres(siempres tendran que haber lideres) se encierran en su cascaron y no aceptan las opiniones del pueblo entonces estaremos cayendo en un peligroso juego donde los unicos que sacan ventajas son los oportunistas, que nunca faltan..tambien no es menos cierto que con la hegemonia actual del cpitalismo, se hace mas dificil el intento, pero como decia mi madre, "la peor diligencia es la que no se hace"